"(…) Mi papá tenía una compañía de radio-teatro. Cuando nos vinimos acá, (…) siguió trabajando un tiempo más en el barrio industrial, hasta que se jubiló con una ley que permitía hacerlo con menos años que ahora. Y como amaba el teatro, aprovechó. Llegó a trabajar en Paraná, en Córdoba. Todavía tengo algunos afiches guardados, aunque no muchos por las inundaciones. Y tengo su carnet de la Sociedad de Actores de Buenos Aires. La compañía se llamaba “Los hermanos Gago”, que eran tres: Diodo, Domingo y Severino Gago, aunque yo y algunas otras personas que contrataban también llegamos a participar. Actuamos en varios pueblos y también en Empalme, en el escenario de la biblioteca Libertad, en La Gloria. Mi papá escribía una carta a los distintos clubes de los pueblos ofreciendo el espectáculo, y cuando le contestaban, poníamos una fecha e íbamos con un colectivo contratado. Fuimos a Juncal, Ibarlucea, Salto Grande, Lucio V. López, y llevábamos una orquesta, porque era velada y baile. La velada era una obra que nosotros hacíamos. Hacíamos piezas de Alberto Vaccarezza. Mi papá conseguía los libretos que le gustaban y ensayábamos en mi casa, con un apuntador para no perdernos. Hicimos “La plata del Gringo”, “El conventillo de la paloma” y algunas otras que ahora no me acuerdo. Él trabajó con Alfonso Amigo, que en ese entonces era muy conocido, y con Alfredo Miñosi. La nuestra era la única compañía de radioteatro del barrio y duró como quince años. Yo me enorgullezco de eso…" (Entrevista a Nélida Elsa Gago, vecina de Empalme Graneros).

 

afiche-cultura-fisica