"Algunos años antes, allá por el 1918 empieza a funcionar el primer correo, en una casa de familia de apellido Bonet, en la calle 47 casi enfrente de la estación del ferrocarril, pero claro, todavía sin cartero, la correspondencia -ubicaba en casilleros según  el apellido de los destinatarios- se retiraba en forma personal" (Periódico "La Voz Empalme", Nº 23, octubre 1980).

 

"El  vecino que tuvo el primer fonógrafo fue la familia Gobbi y en aquel tiempo, por el año 29 más o menos, les había costado 60 pesos, tenían dos discos uno se llamaba el Cochero, como era cómico los chicos se juntaban en la puerta para escucharlo.

 

El primer teléfono también fue novedad y lo instaló el almacén de Tolosa, el vecindario iba a hablar allí, las llamadas no se cobraban" (Periódico “La Voz de Empalme”, Nº 26, enero de 1981).